Saltar al contenido
Vidas Salvajes

Comadreja» En su hábitat natural

marzo 6, 2019

Información de la comadreja:

Ágil, huidiza, de muy buen olfato y oído y con fama de agresiva. Así es la comadreja, un pequeño carnívoro que puede cazar presas que superan entre cinco y 10 veces su tamaño. Te contamos todos los detalles sobre este sorprendente mamífero, que acostumbra a beber la sangre de los animales que captura para alimentarse.

La comadreja común, es una especie de mamífero mustélido ampliamente distribuido en Eurasia y Norteamérica. Es la especie más pequeña de mustélido y lo es también de todos los integrantes del orden Carnívora. La especie cuenta con una amplia distribución y no se encuentra amenazada dentro de la Lista Roja de la UICN. A pesar de su pequeño tamaño es un cazador eficiente que puede abatir presas entre cinco y diez veces su propio peso.

La comadreja es un simpático animal que todos conocemos en la actualidad. Por lo general, se sabe de él en el ámbito popular gracias a que ha salido como personaje en muchas series o películas de dibujos animados logrando de esta manera, que se familiarice más con los niños pequeños de la casa.

Características:

La comadreja es una especie de mamífero mustélido que se asemeja bastante con el armiño del que se diferencia por el tamaño y sobre todo por el pelaje. Sin embargo, es importante saber que este animal puede presentar muchas variaciones en el crecimiento y, dependiendo del modelo de la especie, vamos a dar con in volumen u otro distinto.

Con unos 18 centímetros de longitud, se conoce por ser el mustélido más pequeño en todo el mundo. Además de esto, también se ha estudiado que es el más chico de todos los carnívoros con su cuerpo de forma cilíndrica aunque algunos expertos han asegurado que podrían darse casos de especies carnívoras aún más pequeñas.

El pelaje de la comadreja es pardo rojizo por la parte superior y blanco por la parte del vientre y, centrándonos en el pelaje en sí, debemos decir que hay zonas dónde su pelo es completamente blanco en los meses de invierno.

Alimentación de la comadreja:

Su minúsculo tamaño no le impide capturar presas mayores que ella, como ratas, ratones y topillos, roedores a los que sorprende introduciéndose en sus propias madrigueras en las que cabe gracias a su extremada finura. Los machos, más grandes que las féminas, cazan conejos y liebres. Las aves y, especialmente las que anidan en el suelo, son presas también consumidas con mucha frecuencia. No sólo se conforma con las adultas, sino que saquea y destroza los nidos de los progenitores.

Está físicamente muy bien dotada: sabe trepar, correr, escabullirse por pequeños agujeros, nadar e incluso bucear. Esto le permite un diversificado régimen alimentario en el que también se incluyen lagartos, serpientes (incluso las venenosas), ranas y peces. Los insectos le gustan bastante y también come otros invertebrados (crustáceos y moluscos, principalmente).

Al menos el 70% de aquello que come la comadreja son roedores pero cuando están en zonas en los que éstos escasean cazan polluelos o huevos de pájaro. Cada día, este cazador se lanza a comer lo equivalente a un tercio de su peso corporal y por lo general, no puede permanecer sin comer durante varias horas.

Hábitat:

Este pequeño animal se distribuye por toda Eurasia y buena parte de Norteamérica pero con el tiempo se ha introducido en países como Nueva Zelanda viviendo en los espacios dónde hay roedores en abundancia. En el caso de Europa, la comadreja está en casi todos los países menos en Irlanda e Islandia dónde no se ha sabido la presencia de la misma.

A pesar de su pequeño tamaño, esta especie es muy agresiva y es bueno que no la hagamos enfadar puesto que con sus dientes afilados y las uñas de que dispone, podría hacernos heridas de gravedad. La agresividad que tiene ésta es tan grande que se sabe que ha dado muerte a varias aves rapiña. Por lo general además, se ha demostrado que puede cazar especies que superan entre cinco y diez veces su peso siendo la comadreja, la gran vencedora de todos los ataques.

Una vez que sabemos los terrenos en los que podremos encontrar conjuntos de comadrejas debemos advertir de su comportamiento y es que este animal lleva una vida diurna pero mucho más nocturna que otros roedores que se conocen.

Reproducción de la comadreja:

El periodo de celo abarca desde enero hasta principios de octubre, siendo durante la primavera la época más frecuente. Durante esta etapa los machos se reúnen para perseguirse y pelearse, emitiendo agudos chillidos, siendo el macho vencedor el que se aparee con la hembra.

El periodo de gestación. La hembra tiene una gestación aproximada de entre 34 y 37 días, no realizando ningún retraso entre la cópula y la fecundación de los espermatozoides. Hay autores que señalan que la comadreja puede tener una implantación diferida, es decir, que las hembras en vez de fecundadas guardan el óvulo fecundado y retrasan el parto para un momento mejor, habiéndose encontrado entonces periodos de gestación de 312 días.

El parto. El parto normalmente es de entre 4 y 8 crías, si bien pudieran nacer hasta un total de 19 crías, y puede tener lugar entre el mes de marzo y mediados de diciembre, siendo normal que nazcan entre mayo y junio. Pueden acaecer 1 ó 2 partos anuales, o incluso 3 si las condiciones fueran favorables. Tras el parto, los machos abandonan a las hembras.